Menu
A+ A A-

UGT LAMENTA LA ACTUACIÓN IRRESPONSABLE DE CCOO, UTF Y FETRAFA EN EL CONVENIO DE FARMACIAS

El XXV Convenio Colectivo para Oficinas de Farmacia, firmado el pasado 19 de enero del presente año por UGT y las Patronales FEFE y FENOFAR, en principio, no será publicado en el BOE ya que la Dirección General de Trabajo ha decidido enviarlo de oficio a la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional porque considera que la Constitución de la Mesa Negociadora no se llevó a cabo de acuerdo a lo estipulado en el Articulo 88.2 del Estatuto de los Trabajadores.

Esto significa que el Convenio llega de nuevo a la Sala de la Audiencia Nacional, que ya se pronunció sobre el mismo asunto y sobre el que dictó una Sentencia absolutamente contundente en relación con la constitución de la Mesa Negociadora por UGT, FEFE y FENOFAR, en la que afirmó que “CCOO, UTF y FETRAFA se autoexcluyeron de dicha Mesa Negociadora, voluntariamente, ya que todos ellos habían sido convocados en tiempo y forma para asistir a dicha constitución”; de la misma forma, los sindicatos mencionados “habían actuado, conscientemente, de una forma obstruccionista y ajenos a la más elemental regla de la buena fe negocial, haciendo dejación de sus derechos y responsabilidades como sindicatos representativos  en el Sector de Oficinas de Farmacia”.

Para resumir los hechos que se están produciendo en relación con el XXV Convenio Colectivo para Oficinas de Farmacia (que afecta a 70.000 trabajadoras y trabajadores) y en el que, entre otros asuntos, se logró un incremento salarial del 2% para este año 2017 con el que se lograba una ganancia de poder adquisitivo de 0,4 puntos, es que dicho incremento salarial, en principio, quede en suspenso debido a la injerencia de CCOO, UTF y FETRAFA que, eludiendo sus responsabilidades sindicales y rememorando lo sucedido en el XXIV Convenio Colectivo durante tres años, pretenden SECUESTRAR LA NEGOCIACIÓN COLECTIVA, dejando a las trabajadoras y trabajadores sin un Convenio estable, en contraposición con la responsabilidad demostrada por UGT que siempre antepondrá los intereses de las trabajadoras y trabajadores de oficinas de farmacia a otros intereses, que únicamente pueden beneficiar a los empresarios de este sector.

Abundando en todo lo anterior y, al margen de lo contemplado en la Sentencia de la AN sobre la legitimidad de la Mesa Negociadora, por la dejación de su responsabilidad de CCOO, UTF y FETRAFA, así como la demostrada mala fe en sus actuaciones, esta OO. SS. considera que ostenta la legitimidad plena al entender que, ante el “ocultismo de su representatividad” por parte de los sindicatos mencionados, entre ellos CCOO, la representatividad de UGT es del 100%.

Los Delegados y Delegadas  de personal de dichos sindicatos serán los que deberán exigirles las cuentas de su actuación, que les dejó sin que se pudiera escuchar su voz, pero nunca deberán ser los 70.000 trabajadores y trabajadoras del Sector los que se vean abocados a verse, hasta no se sabe cuándo, exentos de la seguridad jurídica que da un convenio estatutario, negociado dentro de los parámetros de la obligación de negociar y la buena fe en dicha negociación, y cuyo resultado, en todos sus aspectos, mejora lo recogido en el XXIV convenio colectivo del sector, cumpliendo escrupulosamente con el mandato del laudo arbitral que fue dicho convenio, en cuanto a los tiempos razonables para no dejar al albur de los empresarios las condiciones laborales de todo el personal de Oficinas de Farmacia (como había sucedido durante tres años en el convenio anterior, con los mismos actores de por medio).

Dicho todo lo cual, no debemos olvidar que la actuación irresponsable y con evidentes dosis de mala fe, no solamente afecta al sector de oficinas de farmacia y sus trabajadoras y trabajadores, si no que el resultado de la repercusión en todo el mapa de la negociación colectiva de España podría ser el hecho de que la misma se viera  impregnada de dichas actuaciones en otros sectores de producción, convalidando la irresponsabilidad y la mala fe en la negociación colectiva, hecho este que no se puede permitir uno de los instrumentos que modula a la sociedad española como son las relaciones entre  empresarios y trabajadores.

Quien infringe las normas que nos hemos dado no puede salir beneficiado de un  conflicto originado por él mismo, como sucede con CCOO, UTF y FETRAFA: no acudieron a la Constitución de la Mesa Negociadora del XXV Convenio Colectivo para Oficinas de Farmacia aun habiendo sido convocados en tiempo y forma.

 

volver arriba

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Más información