Menu
A+ A A-

Noticias (549)

UGT recuerda que nadie accede a una prestación por desempleo sin haber cotizado ( Desafortunadas declaraciones de Rosell )

UGT considera que las declaraciones del Presidente de la CEOE, Joan Rosell, al afirmar que un millón de amos y amas de casa se apuntan al paro para cobrar ayudas carecen de argumentos y rigor y le recuerda que no se accede al sistema de protección por desempleo por el mero hecho de estar registrado en las listas del paro. Nuestro sistema de prestaciones por desempleo es de carácter contributivo, y por tanto solo se accede a una prestación o a un subsidio si se ha sido dado de alta antes en una empresa y se cumplen los requisitos de cotización en los periodos establecidos.

El sindicato considera que el problema debe focalizarse en buscar soluciones al problema del paro y en corregir los desequilibrios de un mercado de trabajo cada vez más precario, temporal y donde sigue el incremento de contrataciones a tiempo parcial. En este sentido recuerda que la reforma laboral ha propiciado despidos masivos y ha empeorado las condiciones de los trabajadores, incluidas las salariales, algo que repercute seriamente en la recaudación de la propia Seguridad Social.

Denuncia que ya se ha reducido la cuantía de las prestaciones por desempleo y el endurecimiento de los criterios para acceder a las mismas, lo que dificulta las condiciones de vida de los trabajadores y eleva el número de personas en situación de pobreza. Así, el deterioro de la tasa de cobertura, con marcado carácter temporal, hace que sólo el 57,7% de los desempleados esté cubierto, frente al 78,4% en 2010, según los datos del paro registrado. Los datos de la EPA revelan que menos de la mitad de los desempleados tiene algún tipo de protección económica.

Las últimas estadísticas europeas constatan que España era el país, junto a Grecia, en el que más había crecido la pobreza relativa, sobresaliendo ésta en dos tramos de edad: el de menores de 18 años con una tasa de prácticamente el 30%, sólo superada por Rumania, y el de la población en edad de trabajar (de 16 a 64 años) con el 22,4%, sólo sobrepasada por Grecia. Por tanto, se pone en evidencia el frágil sistema de protección social que tenemos a través de los servicios sociales.

Según las últimas estadísticas disponibles del Servicio Público de Empleo Estatal, en marzo de 2014 había 1.169.987 beneficiarios de prestaciones asistenciales. De ellos, solo un 2% (24.024 personas) podrían estar cobrando una prestación asistencial sin relación laboral previa. Suponiendo que fueran todos ellos, están muy lejos del millón que ha señalado el presidente de la CEOE.

Suscribirse a este canal RSS

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Más información